Posted in:Filosofía Yoga

La expansión de la conciencia y el autorrealización a través del Mantra Yoga Meditación

Desde el nacimiento del hombre en nuestra bella tierra, el hombre siempre han tenido esa gran inquietud para saber, para saber de su existencia.

Cuando el hombre miraba al cielo y se ve tantas estrellas, se queda maravillada.

Cuando ve el sol en la mañana, preguntaba ¿Cuál era primero, el día o la noche?

Cuando miraba a la luna, comienza para pensar, quizás la luna también es algo maravilloso y a veces se ve y a veces no se ve. ¿Y cuál era la cosa responsable de estos cambios?

El hombre sigue su investigación, tratando de experimentar, como él puede alcanzar esas profundidades para conocer la naturaleza lo que es tan bella. Y como por su existencia el hombre tiene que comer, es muy natural que el comienza para comer la frutas, y las hojas, las hiervas, los raíces.

Y a veces con su propia experimentación de su comida, él ya está dando cuenta que ciertas comidas son más beneficiosos y otros son menos.

Y hay otros como utilizaron como medicinales, y adonde nació la medicina natural, lo cual es la técnica más antigua y lo más seguro, lo que el hombre tiene en el mundo hasta la fecha. Porque es natural, se fue hecho de la Madre de la Naturaleza y solamente el hombre tiene que saber utilizar las cosas en una forma como debe ser, para lograr los beneficios como debe ser.

Hoy día la misma ciencia moderna en la medicina también está utilizando las mismas raíces, las mismas hojas y las mismas cortezas de árboles y plantas, tanto como flores y frutas para fabricar su propia medicina moderna. Entonces la base también viene sobre las mismas plantas naturales.

El hombre sigue su investigación y sigue dando cuenta, que el hombre también tenía su ira y su cólera.  Y cuando el hombre era enojada y empezamos con un pleito, se tira una piedra, un proyectil y lo más daño lo que él puede hacer es matar quizás dos o tres persona, lo máximo. Desde aquella momento hasta la fecha. Nosotros quiere saber si el hombre en su generalidad, he logrado alguna profundidad. Yo estoy seguro que  No. ¿Por qué?

Hoy día en el pleno siglo XX, el hombre está comportando peor que cuando el hombre nació, quien sabe de cuantos cientos o millones de años anteriormente, cuando el peleaba con una piedra.

Hoy día la piedra han cambiado en la bomba atómica. Entonces, hoy día cuando se explota una bomba atómica se puede matar ciudades enteros. Diecisiete, veinte o cuarenta millones de gentes.

Entonces ¿Cuál es el desarrollo del hombre?

¿Cuál era la expansión de la conciencia de ese hombre?

Yo no estoy viendo nada.

Sigue el desarrollo y ya nosotros está dando cuenta, que el hombre por sí, comienza para tener prácticas como gimnasias, para tener un cuerpo más flexible. Y cuando el comienza para tener un cuerpo flexible, el comienza para sentir más cómodo, pero no era satisfecho, porque era lejos de la perfección lo que él está buscando. Y si sigue con la concentración, la contemplación y se llega a la meditación, es decir que ya esta traspasando miles de años, siglos por siglos en el tiempo que el hombre ya empezó desde aquellos momento tan remoto en su desarrollo, en su forma sistemático, lento pero seguro, para alcanzar a ese nivel espiritual, a través de la técnica de la meditación.

Pero antes el hombre trataba con cantidades de prácticas como la auto sugestiónes, como el hipnosis, auto hipnosis, el control de las actividades mentales. Y todo esas investigaciones tenía su valor, pero nunca llevaba el hombre a esa perfección lo que él siempre era buscando.

Pasando el transcurso del tiempo, el hombre sigue su investigación y se nota que el hipnosis aunque tiene su valor limitada, no da la iluminación, la auto sugestión tampoco,  las actividades mentales como: el control de los pensamientos, tampoco se daba, la contemplación sobre los diferentes puntos de vista tampoco le daba. Entonces, ya él se llega a la meditación. Llegando a la final de la meditación ya él está dando cuenta, que dedicando su vida, aplicando la técnica del Mantra Yoga Meditación en su vida cotidiana, él comienza para alcanzar la sabiduría lo que era la gran inquietud, lo que la humanidad entero tenía hasta la fecha.

Cuando el hombre alcanzó esta profundidad tan bella, él mismo se queda maravillada de la grandeza, de la existencia, del Ser Supremo. En este momento él se ve que la perfección era algo omnipresente, que la paz era algo omnipresente, que el amor era igual, y él solamente veía nada más que la perfección, nada más que el amor, nada más que la felicidad.

Entonces, si un hombre a través de su propia experiencia de la iluminación, ya está hablando sobre su experiencia tan palpante en un lado.

Y en el otro lado tenemos casi cuatro billones de gentes, que tiene la experiencia al revés, lleno de problemas, preocupaciones, enfermedades, sufrimientos, tristezas, depresiones, problemas psicosomáticos.

¿Quién tiene la razón?

¿Esas cuatro billones de gentes, ó El Hombre Santo, El Iluminado?

Es muy natural que el hombre iluminado tiene que tener la razón.

¿Porque?

Porque la experiencia lo que él tiene, lo demás no tienen.

¿Entonces?

Es como un acuario, lleno de agua, y dentro de esa fuente de agua, hay unos peces nadando ahí, y eses peces nadando en el agua y al rato el pez está diciendo que yo tengo sed.

¿Usted puede imaginar un pez, nadando dentro del agua, del punto de vista del pez el agua esta omnipresente. El pez está nadando, durmiendo comiendo, haciendo todo en el agua y  en sima de eso el pez ya está diciendo que tiene sed?

¿Quién es culpable ahí? ¿El agua o el pez?

Es decir, que si el pez tiene sed, en esta fuente de agua, el solamente tiene que empezar a beber, porque el agua es omnipresente.

En la misma forma el hombre ya está en la omnipresencia del señor. Y si él no está consciente de esta, ¿quién está culpable? ¿ÉL o el Ser Supremo ó Él Dios?

Tiene que ser él por su ignorancia.

Él solamente tiene que estar en su propia existencia.

Lo cual es la existencia del Ser Supremo.

Entonces, hasta que él no alcanza esta realidad, esta experiencia directa de su propia esencia, él jamás vas a saber algo de la realización lo que siempre es automático.

Y cuando el hombre sigue logrando su primer contacto con su alma directa,  inmediatamente el hombre comienza para tener una experiencia más maravillosa todavía, y esa experiencia es la expansión de su conciencia.

Y cada vez que el hombre comienza para alcanzar esta expansión de su conciencia, inmediatamente el comienza para tener cantidades de conocimientos, cantidad de facultades lo que era latentes, comienza para ser más activas. Y con las actividades de dichas facultades latentes, el hombre comienza para tener poderes, facultades, despiertas como la clarividencia, como la claro videncia, por su propia profundidad, por su propio desarrollo. Primero logrando el contacto directo con el alma, lo cual es la autorrealización, y después siguiendo con la dicha técnica para tener la expansión de la conciencia. Y a través del tiempo cuando el hombre le alcanza de lograr su expansión globalmente como cien por ciento, inmediatamente la gente se cae en el estado de la conciencia pura, lo cual es la consciencia misma del Señor.

Con esta gran expansión de la conciencia, el hombre comienza para dar cuenta a través de su propia experiencia, que todo lo que existe en el mundo ya está relacionado. Y cuando él se da cuenta, como el pez en el agua le dio cuenta que el agua era omnipresente, el hombre  a través de su iluminación se da cuenta, que la omnipresencia del Ser Supremo está dentro, y es, Todos Nosotros.

Por falta de esta experiencia directa, el hombre se queda en su campo de la ignorancia. Por esa razón hasta que el hombre no se quita la ignorancia, es imposible para que él se ve, la realidad en su claridad cómo debe ser.

Y esa realidad lo cual es la realización, tiene que ser una experiencia directa del hombre.

Por falta de su experiencia propia Ud. No va a creer.

No puede creer en la palabra de lo demás, porque qué seguridad usted tiene para saber si la palabra de lo demás es cierto o está equivocado.

Y la única prueba para saber esa, usted tiene que tener su propia experiencia. Y a través de esa experiencia propia suya y llega la expansión de la conciencia, se da cuenta que Usted está relacionada de todas los hombres en el universo.

¿Por qué?

Porque todos los hombres por su esencia tiene el misma Alma.

Por esa sencilla razón nosotros somos relacionadas. Y no solamente los seres humanos, también los animales, los pájaros, los arboles, las flores, todo, porque todo tiene la misma fuente.

SIN EL CREADOR NO PUEDE EXISTE LA CREACION

Y por la creación es decir, que existe, cuando el hombre no se ve la relación entre todos en una forma con paz, armonía, tranquilidad y amor, es porque todavía el hombre ya está en su ignorancia individualizada, no ha alcanzado nada de la realización todavía.

Por esa razón es sumamente importante para que el hombre comienza para hacer algo en una manera sistemática, para activar todos esos niveles de su conciencia, para lograr esa expansión de su conciencia hasta el último para llegar a tener el contacto directa con el propia Alma, lo cual es la esencia del Señor.

Y la técnica adonde el hombre puede alcanzar esa experiencia directa es  El Mantra Yoga Meditación.

Y esa técnica lo cual es el Mantra Yoga Meditación lo cual es tan sencilla, tan profunda, y tan rápido que cualquier persona puede aplicar esa técnica en su vida cotidiana, y no tiene que esperar por meses o años. Dentro de dos o tres días usted comienza para tener, recibir experiencias palpantes directa de su propia vida, a donde usted comienza también para tener esta expansión de su propia conciencia, de su propia mente, sus propias facultades latentes, para alcanzar el estado de la iluminación, como la autorrealización directa, aplicando la técnica del Mantra Yoga Meditación en nuestra vida cotidiana.

Swami Gurú Devanand Saraswati Ji Maharaj

Swami Guru Devanand Saraswati Ji Maharaj Monge, Santo, Iluminado y Sabio de la Orden Yoga Ascética e Iniciática de Shánkara. Creador de La Técnica del Mantra Yoga Meditación. EL MAESTRO DEL PRESENTE. EL VERDADERO GURÚ. EL SER SUPREMO.